Clash Royale

Clash Royale 1.0

El hermano pequeño de Clash of Clans llega para triunfar

Clash Royale es un juego multijugador basado en el superéxito Clash of Clash de Supercell. En este spin-off disfrutaremos de batallas uno contra uno para defender nuestras fortalezas. Ver descripción completa

PROS

  • Mecánica sencilla
  • Sistema de elixir
  • Apartado gráfico vistoso
  • Los micropagos no son imprescindibles para avanzar

CONTRAS

  • Por ahora, mal matchmaking

Muy bueno
8

Clash Royale es un juego multijugador basado en el superéxito Clash of Clash de Supercell. En este spin-off disfrutaremos de batallas uno contra uno para defender nuestras fortalezas.

Guerras más sencillas

Si conoces la mecánica de Clash of Clans no te costará habituarte mucho a Clash Royale: de defender ciudades fortificadas pasamos a defender terrenos con torretas mientras intentamos destruir las de los enemigos. Para ello contaremos con todos los héroes que ya conocemos de Clash of Clans: la arquera, el gigante, el bombardeador

La principal diferencia con Clash of Clans es su sencillez. Aquí no debes preocuparte de crear tu ciudad, hacerla crecer y hacer que sea segura, de eso se ocupa el juego, que nivel tras nivel te invita a enfrentarte a otros usuarios.

Lo que debes hacer para avanzar es ir superando niveles, distribuyendo en ellos a tus héroes de la mejor manera posible: colócalos estratégicamente en el mapa para que eliminen torres enemigas (especialmente la torre central, donde está el rey) y también para defenderse de los ataques enemigos. Además de los héroes cuentas con torres que realizan sus propios ataques.

El preciado elixir

Clash Royale tiene combates en tiempo real y el sistema de distribuir héroes y ataques por el escenario se basa en el elixir. Dispones de X puntos de este elixir; cada tipo de héroe, que van apareciendo aleatoriamente, vale determinados puntos. ¿Te has quedado sin exigir? Espera que se recargue automáticamente para seguir jugando.

Este sistema de juego hace que, en el combate, no haya micropagos que valgan. Ambos jugadores parten de las mismas condiciones y solo ganará el que mejor sepa marcar el tempo y distribuir a sus soldados.

A este sistema de elixir hay que añadir el sistema de subida de nivel de héroes. Este se logra con las recompensas por partidas ganadas: estas incluyen la posibilidad de subir de nivel a cada personaje, el desbloqueo de nuevos personajes y monedas, imprescindibles para comprar las subidas de nivel.

La moneda de pago del juego, las gemas verdes, queda relegada a la tarea secundaria de acelerar el proceso de desbloqueo de recompensas. Así, si no tienes prisa, podrás subir de nivel sin tener que pagar.

El único defecto que le encontrado a este sistema de juego es que Clash Royale no siempre te empareja con jugadores de tu nivel. Imagino que esto se corregirá cuando el juego deje de estar en “softlauch” (disponible solo para algunos territorios).

Clash Royale cuenta con un apartado técnico muy similar a su hermano Clash of Clans: buen diseño de personajes y escenarios, buenos efectos sonoros, fluidez en la partida y unos menús visuales y claros.

¿El nuevo boom de Supercell?

Clash Royale es un juego de mecánica sencilla que engancha enseguida. El hecho de que no haya limitación de partidas y de que los micropagos no sean imprescindibles para jugar lo hace un candidato perfecto a ser el próximo boom en las app stores, ¿triunfará?

Clash Royale

Descargar

Clash Royale 1.0